Síguenos en:
facebook twitter
Columnista El 14 de febrero Que nadie diga que no organizo reuniones divertidas.
María Fernanda Heredia


El 14 de febrero

Vivi es la secretaria de la empresa donde trabajo, tiene 23 años y una increíble capacidad para el entusiasmo. Ella organiza con pasión todas las celebraciones: cumpleaños, baby showers, despedidas de solteros,  cena de Navidad, día del trabajo, etc. 

Y también organiza, aunque de manera clandestina, esas otras actividades menos ortodoxas como: venta de ropa interior y cosméticos, lectura de tarot, manicure en el baño y sanaciones chamánicas. 

Vivi se da tiempo para pedir cuotas, comprar vasos de plástico, globos, pasteles, ceviches, pitos y todo lo que se requiere en una fiesta de oficina. Pero sin duda el evento que con más placer coordina es el del Día del amor y la amistad. 

Ella sabe que yo soy su polo opuesto en cuanto a entusiasmo oficinístico. Nunca muerdo el pastel, nunca juego al amigo secreto y jamás bailo haciendo trencito; pero la apoyo y pongo las cuotas que me pide. 

Una chica buena e inocente como ella siempre busca la integración del personal, la alegría y la camaradería. Dicho de otro modo: Vivi es una ilusa. 

El año pasado se me acercó y con mirada dulce me pidió que por primera vez la apoyara en la organización del Día del amor y la amistad. Insistió tanto que no pude negarme. ¿Qué rayos quieres que haga, Vivi?, le pregunté, y ella me contestó: quiero que hagamos un juego para conocernos mejor entre todos y que haya más unión en la oficina. 

No soy muy creativa en eso, así es que lo único que se me ocurrió fue crear una gymkana para parejas (hombre-mujer), en las que los dos participantes de cada equipo tuvieran que responder en el menor tiempo un cuestionario con preguntas sobre su vida cotidiana, gustos e intereses. Y para darle más energía al juego entre cada pregunta había tareas que realizar: cuente cuántos paquetes de hojas hay en la bodega, Traiga tres metros de papel higiénico del baño del gerente, cuente cuántos autos rojos hay en el estacionamiento, traiga una cuchara de la cafetería. 

“No es muy original ‘le dije a Vivi’ pero te garantizo que se divertirán”. 

El día señalado, Vivi llegó vestida de rojo y nos colocó corazones de cartulina con alfileres en el pecho. 

Compró rosas para las mujeres y bombones para los varones. En la música ambiental se escuchaba el tema de Mocedades que dice: Eres tú, como el agua de mi fuente, eres tú, uuuuuuuuu... 

Esa tarde, cuando el gerente ya se había ido, juntamos a todos en la sala de reuniones, di unas breves instrucciones sobre la gymkana y Vivi mostró el premio para los ganadores: dos portarretratos en forma de corazón. Enseguida sorteamos las parejas, ella entregó los cuestionarios y yo grité como en programa de concursos: tienen 20 minutos. ¡Corre el tiempo! Vivi y yo nos sentamos ilusionadas a esperar. Pasaron 20 minutos y nadie llegó. 

Pasaron 35 y nada. A los 45 minutos nos fuimos a ver qué pasaba y encontramos a una pareja encerrada en la bodega. Otra pareja encerrada en la cafetería. Y otra en el baño del gerente. 

Nuestro juego había sido mucho más exitoso de lo planeado y nuestros compañeros se las habían ingeniado para integrarse y pasarlo bien. 

Cuando esa tarde Vivi y yo nos despedíamos, ella me entregó uno de los portarretratos y yo hubiera querido lanzarle un discurso de aquellos que comienzan con “te lo dije”. Pero emocionada Vivi me propuso: 

”¡Deberíamos organizar algo por Carnaval! No sé qué cara puse pero sé que me fui pensando que Vivi es un caso perdido. Y seguro ella se fue pensando lo mismo de mí.  

Por: María Fernanda Heredia 
Escritora ecuatoriana

Columnista

 
columnista A ras del suelo Por Michelle Oquendo
columnista La isla Por María Fernanda Heredia

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.

Sociales

Matrimonio Aguirre - Ycaza

En la iglesia San José se celebró el matrimonio de Cristina Icaza Reynoso y Andrés Aguirre Barriga. Los padres de la novia recibieron a sus invitados en los salones del Club de la Unión.

Leer más
sociales

Videos