Síguenos en:
facebook twitter
CONSEJOS Lactancia en público, dejando atrás el tabú Amamantar es un acto natural que en muchas ocasiones se ve empañado por la mirada prejuiciosa de muchos. Descubre lo que piensan varias de nuestras seguidoras en redes.


Lactancia en público, dejando atrás el tabú

En el parque, en el centro comercial, en un medio de transporte, en un restaurante… Los seres humanos respondemos a las necesidades: tenemos hambre y buscamos comer, entonces nos alimentamos en donde estemos, y sin importarnos que las personas que nos rodean nos vean. Es un acto natural al que todos respondemos. Pero, entonces ¿por qué si un bebé tiene ganas de alimentarse, su mamá puede llegar a ser mal vista si baja su brasier y le ofrece comida?
Revista Hogar lanzó una pregunta en sus redes sociales ¿Qué piensas de dar de lactar a tu bebé en público? Y la acogida que tuvimos fue impresionante. La gran mayoría de los comentarios fueron una respuesta a favor de que las madres deban amamantar a sus bebés en cualquier lugar, sin sentirse observadas de una forma negativa. Aunque, entre muchas de las respuestas estaba la opinión “tienen que cubrirse”. Una de nuestras seguidoras indicó: “Estoy totalmente a favor de la lactancia, sin embargo es un rato incómodo ver a una mujer que está amamantando sin cubrirse, como que no sabes ni a dónde voltear o qué hacer, da como penita, yo amamanto a mi bebé y me cubro con una manta sobre todo por pudor, no por miedo a ofender a otras personas. Con lo que si no estoy para nada de acuerdo es en que esas mujeres que se dejan ver alimentando a sus bebés sean tratadas como si estuvieran cometiendo un crimen. Yo creo que lo importante es que amamanten a sus hijos independientemente de que se cubran o no”.

Desconectados de nuestro instinto
Así como estas respuestas, hubo varias decenas de personas que opinaron a favor de la lactancia en público, siempre y cuando la madre se cubra, ya sea con un pañal o una manta. La psicóloga Zoila Cedeño  comenta que ese rechazo de ver a una mujer amamantar en público, el reprochar que no sea discreta, así como en las madres, la preferencia de darle leche de formula a través del biberón, tiene que ver con que “hemos perdido esa conexión con nuestro instinto materno animal. Dudamos, no estamos seguras, necesitamos observar, medir y saber qué estamos haciendo bien o mal, y al amamantar no sabemos, a ciencia cierta, cuánto comió el bebé, solo debemos entregarnos, y es esa entrega la que nos puede descolocar”, indica la experta.

Un derecho del bebé y de la mamá
La consejera y educadora en lactancia, Stefy Pow considera que “el amamantar es un derecho del niño, pero también es un derecho de la madre y como tal, debe darse la libertad de que la mamá decida si prefiere dar de lactar en público sin ningún problema, taparse con una frazada o simplemente retirarse a amamantar a su hijo en un espacio privado”
Sin embargo, esta experta en lactancia materna y directora de La Vía Láctea promueve la lactancia en público sin necesidad de retirarse a baños, autos, habitaciones y mucho menos cubrirse, pues asegura que: “El amamantar es un acto hermoso y natural y debe ser visto como tal. Se está alimentando a un niño. Hay tantas imágenes en donde se sexualiza a la mujer y a sus senos, tantas celebridades que aparecen prácticamente desnudas y se las aplaude y sin embargo el dar de lactar es mal visto o genera incomodidad en los demás cuando lo único que se está haciendo es satisfacer una necesidad primordial del bebé”.

Diversas opiniones
Entre las respuestas que encontramos en el muro de Facebook tanto de revista Hogar como de revista Mamá de Hogar, hay una diversidad de opiniones. La gran mayoría apoya la lactancia materna y asegura debe realizarse en el lugar que se desee, otras opiniones indican que este es un momento privado. Stefy Pow indica que este problema es mundial. “Creo que hay de todo. Hay personas que ven a otra mujer dando de lactar en público sin tapujos y se sienten orgullosas de ver a una mamá  tan decidida, y hay otras personas que se sienten incómodas y hasta insultadas. Para algunos, el tema de la incomodidad llega hasta el punto de que piden a la madre que se retire del lugar”.
Esto ha sucedido en Estados Unidos, e inclusive más de una madre ha sido violentada por dar de lactar en la calle. Este fue el caso de Jessie Maher, quien en junio de este año subió a Facebook un video en el cual un hombre la insultaba por amamantar a su hija, su video se hizo viral y abrió un fuerte debate. 
Stefy Pow comenta: “Es verdad que "hay que tener pudor", pero la misma gente que te dice este tipo de comentarios son los que celebran a Rihanna o a Kim Kardashian en un vestido transparente, ahí es donde entra la doble moral, que ciertas personas tienen”.
A través de las redes sociales se puede encontrar que la lactancia materna es un tema que ha tomado auge. Facebook desde el 2014 permite las fotos de mujeres amamantando e Instagram también hace su parte, a pesar de que tiene fuertes restricciones contra los desnudos y los pechos descubiertos, a través de esta aplicación se pueden encontrar varias publicaciones bajo los hashtags #amamantar, #lactanciamaterna, #lactanciamaternaexclusiva, entre otros. Lo que demuestra que en diferentes países se busca tomar conciencia de la importancia del amamantamiento.

Seguimos la cultura mediática
La psicóloga Cedeño comenta que el principal problema tiene que ver con que “los estereotipos son bien recibidos y la madre amamantando posiblemente no es un estereotipo, al menos no lo es para la cultura mediática”. También esta experta -quien tiene un pequeño de 2 años, al que aún amamanta y admite hacerlo donde su bebé se lo pide, en el avión, el cine, o el supermercado- explica que la industria también ha colaborado en que la mujer no se deje guiar por la naturaleza, ya que si le duele amamantar, en vez de averiguar qué está haciendo mal y continuar con la lactancia materna, prefiere cambiarse a leche maternizada. “La industria de los suplementos y leche artificial se creó para salvar vidas, por ejemplo en el caso de los recién nacidos en que su madre moría y no podía amamantarlos, o los bebés alérgicos que no toleraban la leche de mamá, pero luego eso se extendió, y es muy natural que el pediatra recete la leche maternizada en vez de explicar a la madre la importancia de la lactancia materna”.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que los bebés deben alimentarse exclusivamente de leche materna hasta los 6 meses de vida y deben continuar consumiéndola hasta los 2 años, acompañada de una alimentación complementaria. Inclusive se sugiere que el pequeño decida sus horarios a través de la libre demanda, que si tiene hambre coma.

Nuestra memoria indígena
Lo que ha salvaguardado a nuestro país para no perder la cultura de amamantar es una memoria, aún fresca, de nuestros antepasados, sobre todo en la región de la Sierra y la Amazonía, en donde las mujeres indígenas alimentan a sus hijos donde sea y los llevan muy cerca de ellas a través del uso de fulares. Algo que para nuestras mujeres indígenas es muy natural es lo que actualmente se está poniendo en boga en varias sociedades europeas, en las que a través de estudios se ha llegado a conclusiones importantes: el amamantamiento permite que los niños tengan un mejor desarrollo intelectual, emocional y físico, es decir, genera niños más saludables.
Además de una enseñanza que proviene de nuestra cultura indígena, en Ecuador existe desde 1995 la Ley de Fomento, Apoyo y Protección a la Lactancia Materna, la cual indica que es “obligación del Estado dictar normas que permitan organizar sistemas de apoyo social para fomentar, apoyar y proteger la lactancia materna en la familia y en la comunidad…”.


“No se trata de una dieta restrictiva, sino de comer lo que el cuerpo necesita y en porciones adecuadas...”

La modelo Carol Trentini fue la portada de Vogue Brazil de Septiembre 2016 en la cual aparece dando de lactar a su bebé.


Los movimientos crecen
En el país se está generando más conciencia sobre la lactancia materna. Este año la Coordinación Nacional de Nutrición del Ministerio de Salud Pública (MSP) preparó una serie de actividades en diferentes provincias para resaltar la importancia de este alimento. La meta que se busca alcanzar es que para el 2017 se haya incrementado en un  64% la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad en Ecuador. 
Para incentivar el logro de este objetivo se están generando estrategias como salas de apoyo (espacios donde las mujeres puedan aprender sobre lactancia), lactarios hospitalarios (lugares ligados a un hospital con servicio de Neonatología, en donde las madres pueden extraer su leche y recibir consejería en el tema) y también un Centro de Recolección de Leche Humana (CRLH), un servicio intra o extra hospitalario, vinculado técnicamente a un servicio de Banco de Leche Humana, donde las madres reciban apoyo o puedan donar, entre otras actividades.
Pero existen otros movimientos y organizaciones particulares como La Vía Láctea, que por Segundo

Lo que opinaron algunas 
de nuestras lectoras
Algunas opiniones de las recolectadas a través de nuestras redes. Los nombres usados para poderlas publicar son ficticios. 
■ Mariana
“Por qué insistir en querer hacerlo en público. Cuando podemos hacerle un momento reservado. El que demos de lactar al bebé, no implica que nos dejemos ver todo. Yo soy mamá de 3 hijos y nunca me gustó dar de lactar en público, se debe hacer con tiempo y en casa. Poniéndose horarios”.
■ Diana
“La lactancia materna es un acto natural y derecho del infante. Quien tenga prejuicio o le incomode debería simplemente voltear su mirada, porque no por opiniones supuestamente moralistas se puede privar del alimento más importante y que le servirá durante toda su vida al bebé, quien es el único perjudicado”.
■ Johanna
“Pues, por experiencia propia diré que es muy bello amamantar, pero es incómodo el cómo te hace sentir la sociedad. Tuve unas muy malas experiencias en los parques y el transporte público, lo que no entienden es que tu bebé quiere comer y tienes que salir a la calle y hacer infinidad de cosas. Y es que a pesar de que te tapes al amamantar, te ven como si fueras la única o fuera un crimen”.
■ Celia
“Decisión de cada quien cómo lo hace. Yo siempre cargaba un pañal de tela y me las arreglaba para darle su teta a mi bebé, sin quedar expuesta”.
■ María
“Es algo natural, pero debe ser un poco discreto, hay mujeres a quienes no les importa andar con un seno al aire”.

‘Si tú no comes en el baño, un bebé no tiene por qué’, es el lema que acompaña a las imágenes de mujeres que aparecen dando el pecho a sus bebés sentadas en un baño publico.


Beyonce es imagen de la campaña Breast is best que promueve la lactancia y defiende el amamantamiento en público

  • Lo que más se debería consumir en proteína animal es el pescado de mar, porque un pescado criado en una piscifactoría y que tiene hormonas, transgénicos y antibióticos, no es bueno para el cuerpo.
La modelo Gisele Bündchen compartío en el 2013 en su  Instagram una foto en la que aparece dando el pecho a su hija mientras trabaja.


Páginas: 1


Edición # 624 - 19 de enero de 2017

Orientación

Encuesta

Para mantener tu cuerpo en forma, prefieres:

Realizar una dieta rápida.

Salir a correr al parque con unas amigas.

Acudir una hora diaria al gimnasio.

No comer en exceso.